Como elegir el calzado adecuado

Peso corporal

Tenes que subir a la bascula y saber tu peso real. Las zapatillas tienen un rango de peso recomendados en función a la amortiguación y estabilidad. Si pesas 65 Kg. podrás (y deberás) llevar zapatillas ligera con menos amortiguación, pero si pesas 90 Kg. necesitaras mas acolchamiento y tendrás que recurrir a zapatillas mas caras. Que una zapatilla sea mas cara, no significa que sea mejor, solo que lleva mas material y tecnología.

Lesiones

Es importante determinar esto porque hay zapatillas que puedan hacer que el riesgo de una lesión determinada se mitigue. Por ejemplo, si se tiene una fascitis plantar, hay que buscar modelos que den apoyo en la zona del arco. Si se suele tener sobrecargas en los soleos y gemelos habrá que evitar pisar de antepie mientras se fortalece con ejercicios auxiliares la musculatura y buscar zapatillas con drop (diferencia de altura entre talón y antepie). Para problemas de torceduras de tobillo y rodilla, tiene que primar la estabilidad de la zapatilla.

Arco del pie

Es muy importante saber que tipo de arco tienes. Averiguarlo de manera aproximada es sencillo, mojándose la planta del pie y dejando la huella en un papel. Eso si, lo mejor es un estudio podologico. Este test sencillo acota mucho los modelos a los que puedes acceder, ya que una persona con arco bajo (o pies planos) no deberías comprar zapatillas con arco marcado, y una persona con arco alto no debería calzar zapatillas con arco bajo.

Estado de forma

El ritmo al que vas a poder rodar tranquilamente durante los entrenamientos es determinante a la hora de la elección. Para ritmos lentos se necesitaran zapatillas flexibles para intentar depurar a la medida de lo posible la técnica de carrera. Los corredores con buena forma física ya tendrán la musculatura mas desarrollada y mayor flexibilidad, así que estarán preparados para zapatillas con menor drop y mas ligeras (menos amortiguadas).

Talla

Nos volvemos locos con la talla perfecta, pero ahí va un truco rápido: deja la anchura de un dedo de la mano entre el dedo mas largo y la puntera de la zapatilla. El pie se suele hinchar en carrera cuando se llevan mas de 5 kilómetros, así que hay que dejar cierto margen para evitar rozaduras y ampollas. Eso no significa necesariamente elegir un numero mas, a veces con medio numero bastara.

Tipo de pisada

Saber si eres pronador, neutro o supinador es importante, pero no determinante. La pronación es el giro de tobillo hacia el interior del pie durante la pisada. No es necesariamente malo que se prone, ya que es un mecanismo natural de pie para amortiguar el cuerpo, pero aveces una pronación excesiva provoca molestias y hace falta corrección. En ese caso hay que recurrir a unas plantillas o buscar unas zapatillas para pronadores. El 60% de los corredores pronan en mayor o menor medida y aveces aparece cuando estamos cansados y empezamos a descuidar la técnica.

Terreno

El terreno por donde se va a correr es importante. Si corres por asfalto o cemento, lo mas normal es recurrir a zapatillas con amortiguación blanda. Si se va a correr por el parque, por la hierba, la estabilidad gana importancia y también se le requeriría algo de agarre a la suela. La amortiguación en este caso ya no es importante. Si el terreno va a ser pedregoso, por camino, senderos o roca, hay que recurrir a zapatillas de trail que proporcionen mayor agarre, protección y mucha estabilidad.

Deje un comentario